PORTADA

TURISMO:

Paisajes quijotescos, entre la realidad y la ficción

CINE:

Un argentino en Madrid. Entrevistamos a Federico Jusid

GASTRONOMÍA:

Las tapas como estilo de vida

ARTE:

El Museo del Prado y el Paseo del Arte

DEPORTE:

Barcelona, en forma

PUBLIRREPORTAJE:

Volar con Iberia es un placer

TURISMO

Paisajes quijotescos, entre la realidad y la ficción

En 2016 se cumplen cuatrocientos años de la muerte de Miguel de Cervantes. Homenajeamos al hombre que imaginó las aventuras del Quijote reviviéndolas. Un paseo literario desde ese lugar de la Mancha (de cuyo nombre no quiso acordarse) hasta la orilla del mar donde fue derrotado.\n

El escritor “de la triste figura”

Cervantes pasó los últimos días de su ajetreada vida en el Barrio de las Letras, en Madrid. No fue el único autor que habitó en este vecindario: Lope de Vega, Quevedo, Góngora y Calderón de la Barca también lo escogieron. La principal razón es que tenía los alquileres más económicos en aquella época. Las calles peatonales están decoradas con fragmentos de sus obras escritos en letras doradas, una representación de la impronta que el Siglo de Oro dejó en este barrio situado entre la Plaza Santa Ana y el Paseo del Prado. Justo enfrente de la casa en la que vivió Cervantes hay un fragmento del ‘Quijote’. En la calle contigua, una placa recuerda el lugar donde se imprimió el primer ejemplar de esta obra. Hoy aloja la Sociedad Cervantina, donde puede visitarse una réplica de la Imprenta de Juan de la Cuesta tal y como estaba en 1605. Cada domingo, varios actores teatralizan el momento en que se editó la obra y explican el funcionamiento de la imprenta en el s. XV. Si el espectador quiere, puede ponerlo en práctica e imprimir un pliego del libro. A 500 metros está el Convento de las Trinitarias, el lugar donde “mandóse enterrar” Miguel de Cervantes según su acta de defunción. Un grupo de investigadores, capitaneados por el doctor Francisco Etxebarría, intentaron a principios de 2015 determinar el lugar exacto donde reposa “el Príncipe de los Ingenios”. Las pruebas históricas apuntan a que parte de los huesos encontrados bajo la cripta pertenecen al escritor, pero no pudieron confirmarlo a falta de ADN con el que cotejarlo.\n

Ha nacido una estrella (de la literatura)

El vecino más ilustre de Alcalá de Henares nació en el año 1547. Madrid aún no era la capital de España, pero Alcalá ya ocupaba un lugar destacado en el Reino: apenas cuarenta años antes se había inaugurado la prestigiosa Universidad Complutense, principal foco del humanismo en España. Por ella pasaron escritores, políticos y religiosos, muchos de los que se convertirían después en protagonistas del Siglo de Oro: San Juan de la Cruz, Lope de Vega, Tirso de Molina, Jovellanos…
 
Por aquel entonces, la mejor manera de viajar desde Madrid era a caballo, pero a falta de ‘Rocinantes’ lo más atractivo hoy día es el Tren de Cervantes. Sale de la madrileña estación de Atocha a las 11:00 de la mañana y varios actores amenizan el trayecto con pasajes cervantinos, para ir ambientándonos. La visita incluye un recorrido por varios rincones turísticos, entre ellos el Museo- Casa Natal de Cervantes, la Universidad y la capilla del Oidor (actual Centro de Interpretación). Como al Quijote, Alcalá de Henares se nos antoja el escenario de un libro de caballerías con sus murallas medievales, conventos y una judería. No es un sueño quijotesco: la ciudad conserva todavía el esplendor de la Edad Media y, por ello, la UNESCO la declaró Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1988.

Foto: Anton_Ivanov / Shutterstock.com\n

¿En qué lugar de La Mancha?

Todo empezó “en un lugar de La Mancha”, pero Cervantes no tuvo a bien acordarse de en cuál. Por eso, lo mejor es visitar los pueblos candidatos y buscar algún indicio del paso del hidalgo y su escudero. En Esquivias, Toledo, Cervantes conoció a su esposa Catalina, y pudo inspirarse en sus vecinos y familiares para crear a los personajes de la novela. El tío de su esposa se llamaba Alonso de Quijada de Salazar, muy aficionado a los libros de caballerías. Su antigua casona es hoy la Casa Museo de Cervantes de Esquivias. En Alcázar de San Juan, en Ciudad Real, conservan la partida de bautismo de Miguel de Cervantes Saavedra. Fue encontrada en la iglesia de  Santa María la Mayor en 1748. A las afueras se encuentra el Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan, una reserva natural de 695 hectáreas. En el libro aparecen otras lagunas, las de Ruidera. El Quijote se refirió a este paraje como “mágico sistema lagunar” y llega a compararlas con el mar Mediterráneo en su llegada a Barcelona. Están a menos de 40 kilómetros de Argamasilla de Alba, otro de los municipios candidatos a ser “ese lugar de la Mancha”. Aquí dicen que empezó la historia. No solo la de Alonso Quijano, también la del libro: Cervantes estuvo preso en la Casa de Medrano y los vecinos afirman que fue en esa cueva donde empezó a escribir su obra maestra.

Foto: www.imaginaimagen.com\n

Doncellas y gigantes

Sobre el lugar de origen del Quijote hay dudas, pero no hay ninguna sobre el de su amada. La bella Dulcinea es de El Toboso, como nos recuerda el caballero andante hasta 189 veces en los libros. Está inspirada en una mujer de carne y hueso, Ana Zarco, y la que fuera casa de su hermano hoy es la Casa Museo de Dulcinea. El Toboso tiene apenas 2.000 habitantes, pero cuenta con más de 200 ediciones de El Quijote: son ejemplares en varios idiomas, incluido el Braille. Muchos están firmados por políticos e intelectuales como Fidel Castro, Margaret Thatcher o Nelson Mandela. Antes de llegar al Toboso, no hay más remedio que enfrentarse a los gigantes: diez molinos de viento se alzan majestuosos sobre una colina en Campo de Criptana, en la conocida como Sierra de los Molinos. ”Non fuyades, cobardes” les gritaba el caballero, pero la mayoría lo han hecho. De aquellos “treinta o cuarenta desaforados gigantes” quedan tres (el resto son posteriores).  Datan del siglo XVI y conservan el mecanismo que dejó al Quijote y a Rocinante malheridos.\n

Cervantes y el Quijote ganan, por fin, una batalla

En literatura el tiempo vuela y Cervantes acorta el viaje de Sancho y Don Quijote para que alcancen las orillas del Ebro en tan solo dos días, algo imposible en aquella época. Su siguiente aventura tiene lugar en el Palacio de Villahermosa, en la ciudad zaragozana de Pedrola. El edificio renacentista es testigo de cómo los duques se burlan del hidalgo y su escudero fingiendo ser parte de sus fantasías caballerescas. A Sancho llegan a nombrarle gobernador de la ínsula Barataria (en realidad Alcalá de Ebro, a unos cinco kilómetros). El palacio puede visitarse por dentro, previa cita, y disfrutar de las pinturas de Sorolla y de Goya, entre otros. En el Museo Goya, en Zaragoza, podremos encontrar más obras del pintor, aunque para ello nos desviaríamos de la ruta que siguió el manchego. Don Quijote se negó a visitar la capital aragonesa a pesar de encontrarse muy cerca. Tenía sus razones: en 1614 se publicó un segundo tomo de sus aventuras firmada por Alonso Fernández de Avellaneda. El propio Cervantes desautoriza esta versión al incluirla en la verdadera segunda parte, publicada en 1615: cuando el Quijote y Sancho oyen hablar del Quijote apócrifo en una posada, deciden no entrar en Zaragoza para contradecir al libro de sus falsas aventuras. Ganaron la batalla al Quijote apócrifo, pero no saben lo que se perdieron.\n

Mediterráneamente

Evitando Zaragoza, sus pasos les llevan hasta Barcelona, donde los manchegos ven por primera vez el mar. Allí acaba su andadura, pues en la playa de la Barceloneta perdió Don Quijote su última batalla. El ‘Caballero de la Blanca Luna’ le hizo rendirse en la misma arena donde hoy se levantan restaurantes y chiringuitos. Eligió mal su tiempo el ingenioso hidalgo. Si viajara hoy, pasaría desapercibido en el paseo marítimo, donde las barbas se han puesto de moda entre la juventud ‘hipster’. Antes de volverse a La Mancha se daría un paseo por el Parc Güell. Si confundió a los molinos con gigantes, ¿qué se imaginaría al ver la arquitectura modernista de Antonio Gaudí?

Foto: tkemot / Shutterstock.com\n

CINE

Un argentino en Madrid

Entrevistamos a Federico Jusid

Es un pianista y compositor argentino nacido en 1973. Ha compuesto Bandas Sonoras Originales para más de 30 películas y documentales. Entre sus grandes éxitos se encuentran la BSO de ‘El secreto de tus ojos’, película ganadora del Oscar a la mejor película extranjera en 2009. Ha participado recientemente en la BSO de la película ‘Exodus: Dioses y Reyes’ de Ridley Scott. En la televisión su trabajo más destacado y reconocido es la serie producida por TVE ‘Isabel’ con la que ha ganado varios premios internacionales. Actualmente se encuentra trabajando en la secuela de la serie ‘Isabel’, ‘Carlos, Rey Emperador’.

Foto: Julio Rodríguez

 \n

Usted se encuentra afincado entre Madrid y Los Ángeles: ¿Cuánto tiempo lleva viviendo/trabajando de esta manera? ¿Qué es lo que le atrajo de estas dos ciudades?
 \n

Llevo viviendo en Madrid los  últimos 15 años de mi vida, en los Ángeles desde hace 5 años. El caso de Madrid es tanto por motivos profesionales como, sobre todo, personales (tengo mi casa, mi productora, mi estudio de trabajo). Cuando llegué creí que mi estancia no se alargaría más de 3 ó 4 años, pero la verdad es que Madrid se convirtió en mi casa. La residencia en Los Ángeles es por motivos puramente profesionales, ya que últimamente he estado trabajando bastante para obras realizadas en Hollywood.
 \n

Entre su amplísima obra para películas argentinas, norteamericanas y españolas, usted ha compuesto recientemente la BSO de la serie ‘Isabel’, una serie que ha recibido grandes elogios por lo cuidado de su ambientación y puesta en escena. ¿Cree que el sitio donde uno vive inspira al artista en su proceso de creación, en este caso musical? Si es así, ¿Cómo o en que le ha inspirado vivir en Madrid/España para componer la música de ‘Isabel’.\n

Comencé con Isabel leyendo los guiones del director. Como comprenderá la visión que tenemos nosotros desde Sudamérica es muy diferente a la que ustedes tienen desde España. Desconocía las biografías de los reyes Católicos y los datos que me llegaban eran siempre a través del prisma y la idiosincrasia sudamericanos. Me supuso una gran experiencia documentarme sobre el contexto histórico y los personajes. Para ello me embarque en un viaje a ciudades como Granada y Toledo para tratar de tener otra perspectiva diferente a la que tenía. Fue muy inspirador para mí ese camino.
Además para la creación de la música presté mucha atención a los lugares y decorados de la serie, para tratar de obtener esos colores musicales que encajen perfectamente con lo visual. Eso me ayudó mucho a pensar en la música que quería componer.\n

También está preparando la música para la secuela, por decirlo en lenguaje cinematográfico, de ‘Isabel’: ‘Carlos, Rey Emperador’. ¿Es una evolución de la música de Isabel o ha partido totalmente de cero para esta otra serie?\n

Es un trabajo parecido, aunque no excesivamente. Es cierto que la serie está también ambientada en una época relativamente cercana a la anterior, pero su el director, Oriol Ferrer, ha querido darle otra perspectiva y tiene un espíritu diferente, es más oscura y más compleja, además de que tiene tramas distintas. Y el hecho de que este ambientada en España. Flandes y Francia le da una mayor variedad, por lo que hay que cambiar de registros en cuanto a la música se refiere. Igualmente, muchos personajes que aparecían en Isabel , en los años en los que transcurre la nueva serie ya no salen por haber fallecido, lo cual también obliga a cambios en la música.\n

¿Qué le gusta hacer a usted en Madrid en su tiempo libre (si es que tiene)?\n

Tengo poco tiempo libre como puede ver, pero me fascina de Madrid las posibilidades de pasear que te otorga esta ciudad. Me encanta caminar, y dado que tengo mi estudio en el Parque del Oeste tengo bastantes opciones para pasear. Me gusta ir caminado hasta el Teatro Real o al Templo de Debod, por ejemplo. Madrid es muy diferente de Los Ángeles en este sentido, ya que en Los Ángeles no hay esta arquitectura tan rica en detalles que tiene Madrid y no se puede caminar, sino que hay que ir a todas partes en coche, por lo que la forma de vivir es muy diferente en ambas ciudades.\n

¿Conoce bien la oferta musical de Madrid, tanto clásica como moderna o alternativa? ¿Qué destacaría de ella?\n

No la conozco tanto como quisiera, ya que estoy bastante ocupado con los trabajos que tengo en marcha. Pero siempre trato de sacar tiempo para ir al Teatro Real y al Auditorio Nacional, ya que soy un apasionado de la música clásica.
Además de eso también me gusta el Jazz e ir al Café Central. Y también disfruto cuando voy por Malasaña, que es un barrio muy dinámico en el ámbito musical y que abarca gran variedad de estilos musicales. Igualmente, tengo amigos que practican diversas tendencias musicales y con los que me reúno de vez en cuando para que me pongan al día de lo que se hace.\n

Los Reyes Católicos Isabel (Michelle Jener) y Fernando (Rodolfo Sancho) en un fotograma de la serie ‘Isabel’ de TVE.

Foto: Julio Rodríguez

El Templo de Debod es un templo egipcio de más de 2.000 años de antigüedad. Fue trasladado a Madrid a principios de los años 70 como agradecimiento por la ayuda prestada en la campaña de Salvamento de Nubia. Está en lo alto de la Montaña de Principe Pío, junto al Parque del Oeste, y ofrece uno de los mejores atardeceres de la capital. La visita al interior del templo es gratuita. Foto: Manuel Velasco

El Teatro Real tiene una amplia programación que incluye óperas, conciertos y danza, con grandes artistas internacionales como protagonistas. Los domingos, son los solistas de su Orquesta Titular los que suben al escenario para interpretar ‘Los Domingos de Cámara’. Foto: © Javier del Real / Teatro Real

Madrid clásico

\n

\n

Madrid clásico. El Auditorio Nacional de Música, con sus dos salas de concierto, es otra institución de la música clásica en la capital. Es también sede de la Orquesta y el Coro Nacionales de España. En el Teatro de la Zarzuela se escucha el género madrileño por excelencia. La zarzuela surgió en Madrid, con las obras cantadas de Calderón de la Barca y fue evolucionando hasta convertirse en un símbolo de la tradición cultural hispana. Esta temporada estrenan ‘La del Soto del Parral’. Foto: Jesús Alcántara

\n

\n

Jazz en directo. El Café Central es uno de los nombres propios del jazz en Madrid, donde la música en directo suena todos los días de la semana. Han organizado más de 11.000 conciertos en sus 33 años de vida y por su escenario han pasado artistas como Tete Montoliu, George Adams y Concha Buika. En el Café Populart el jazz se alterna con blues y soul. Su ambiente íntimo atrae también a grandes músicos como Compay Segundo y Eddie Henderson. La música en directo inunda Madrid, ya sea en salas como Moby Dick, donde el rock ‘indie’ es el gran protagonista o en grandes recintos como el Barclayscard Center, con capacidad para 15.500 personas. Beyoncé, Bruce Springsteen y Alejandro Sanz son algunos de los que han conseguido colgar el cartel de “no hay entradas”.

Para terminar, con motivo de su documentación para “Isabel” y por otros motivos personales y profesionales, usted ha viajado por distintos lugares de España, ¿cuáles son los que más han llamado su atención y los que recomendaría a sus compatriotas argentinos cuando vayan de vacaciones a España?\n

Granada me parece un sitio increíble. Es una ciudad cosmopolita y a la vez muy española, con una situación geográfica increíble, por no hablar de su riqueza cultural con la Alhambra y sus barrios típicos.
Otra zona que me encanta de España es el Norte, y sobre todo el País Vasco. San Sebastián es una ciudad que me tiene enamorado, la arquitectura francesa de sus edificios y lo bien que se come en esa zona. Además la gente es siempre tan amable que te sientes como en casa.
Y por último no puedo olvidarme de Barcelona. Es una ciudad increíble y muy estimulante para mí, en la que siempre hay una infinidad de cosas que hacer.\n

San Sebastián musical. La ciudad ha sido elegida Capital Europea de la Cultura 2016 y su agenda se ha llenado de actividades culturales, exposiciones y conciertos. Dos de las grandes citas serán el festival Stop War Festibala y la ceremonia International Classical Music Awards (ICMA), los máximos galardones de la música clásica. Sus eventos musicales anuales, el Festival Internacional de Jazz y la Quincena musical, considerado uno de los festivales de música clásica más antiguos de Europa, también incluirán actividades especiales. Se celebran en julio y agosto respectivamente.

GASTRONOMIA

COSTUMBRES SALUDABLES

Costumbres saludables

Una tapa es mucho más que un plato pequeño de tortilla o de croquetas, es toda una filosofía de vida que empieza a exportarse a otros países. Tapear es todo un ritual en el que interviene no solo la comida, también la bebida (el maridaje perfecto es una ‘caña’ de cerveza o una copa de vino) y, cómo no, la compañía. La costumbre española es pedir varias tapas, comerlas de pie y sobre todo, compartirlas en grupo. Pueden ser elaboraciones sencillas o aperitivos gourmet, lo importante es la atmósfera que se crea en torno a la comida. Parece imposible que algo tan pequeño consiga unir tanto, pero basta con acercarse a cualquier bar de tapas para comprobarlo. ¡Camarero, otra ronda por favor!\n

GASTRONOMÍA EN PEQUEÑAS DOSIS

Gastronomía en pequeñas dosis

“Cojonudos”. No nos tomes por maleducados, así se llama la tosta con picadillo o chorizo y huevo de codorniz, una de las tapas más conocidas de Logroño. La calle Laurel es el lugar indicado para encontrarlos y saben mejor si se riegan con un vino Rioja de la zona. Cada ciudad tiene su propia especialidad y una calle donde probarla. En el sur, triunfa el ‘pescaíto frito’ mientras que en el interior de la Península hay más tradición de embutidos como cecina o morcilla. Granada se erige como “capital de la tapa” gracias a sus raciones abundantes y especialidades autóctonas como la tortilla del Sacromonte (parecida a la española, pero añadiéndole jamón, guisantes y pimientos morrones). La calle Navas, junto a la zona del Ayuntamiento, es una de los lugares más frecuentados para comer de tapas. En Madrid, La Latina es la zona de tapeo por excelencia ¡Por algo es uno de los barrios con más bares por metro cuadrado de la ciudad!\n

LA EVOLUCIÓN DEL PINTXO

La evolución del pintxo

En el País Vasco las tapas se convierten en pintxos. Los verás sobre todo en Bilbao, Vitoria-Gasteiz y San Sebastián-Donostia, aunque se han exportado a toda España. La ciudad donostiarra es “la reina de los pintxos”, y quizá tenga algo que ver su tradición gastronómica, con 16 estrellas Michelín en un radio de 25 kilómetros. Se llaman pintxos porque en un principio, se referían a una porción de comida sobre una rebanada y sujetada por un palillo, también llamado “pincho”.Con el tiempo han ido evolucionando y las sencillas tostas de bonito y pimientos conviven con auténticas obras de arte en miniatura, elaboraciones complejas firmadas por grandes chefs que se devoran prácticamente en un bocado. Cada bar tiene un expositor con todos los ‘pintxos’ alineados, tentándote sin piedad desde la barra. La costumbre es pedir un pintxo y un “zurito”, que es como llaman en el País Vasco a un vaso chato de vino o de cerveza. Una vez que lo terminas, pasas al siguiente bar y repites la operación en una especie de ‘pub crawl’ gastronómico que surgió mucho antes de que estos se pusieran de moda.\n

GASTRO-TAPAS A LA CONQUISTA DEL MUNDO

Gastro-tapas a la conquista del mundo

Hace ya tiempo que la tapa salió de los bares tradicionales para instalarse en restaurantes y espacios gourmet. Fue todo un reto para los chefs concentrar tradición y alta cocina en un formato tan pequeño. Tickets, en Barcelona, es el gastro-bar de los hermanos Ferran y Albert Adrià y fue de los primeros en adherirse a “la vida tapa”, como ellos la denominan. También en la Ciudad Condal está Ten’s, del ‘Masterchef’ Jordi Cruz, con una carta sorprendente que incluye desde calamares a la andaluza hasta foie gras con higos. Este estilo de vida, como lo llaman los Adrià, no ha conquistado solo a cocineros españoles, Jöel Robuchon, el chef con más estrellas Michelín del mundo, dijo a principios de este año que “el futuro de la alta cocina está en las tapas”. Él ya se ha aplicado el cuento y ejemplo de ello es L’Atelier. Su menú degustación incluye el gazpacho y el jamón ibérico de bellota. Puedes probarlo en  Las Vegas, París, Hong Kong, Bangkok, Singapur, Tokio, Taipei y Londres. Todo apunta a que la “vida tapa” se acabará contagiando al mundo entero.

Foto: Marco Pastori\n

\n

ARTE

El Museo del Prado y el Paseo del Arte

“El objeto del arte es quitar el polvo a la vida diaria de nuestras almas” dijo Pablo Picasso. Para ello, nada como pasear por el Museo del Prado. La pinacoteca española ocupa la cuarta posición en el ranking de los mejores museos del mundo según los Traveller’s Choice Awards. Por delante están el Metropolitan de Nueva York, el Museo D’Orsay de París y el Instituto de Arte de Chicago.

Foto: El Descendimiento, Van der Weyden ©Museo Nacional del Prado\n

Bello por dentro

En su interior guarda la mayor colección de cuadros de Goya, Velázquez y Rubens a nivel mundial. Obras maestras como ‘Las Meninas’ o ‘El Descendimiento’ de Roger van de Weyden son algunos de sus tesoros más preciados y están disponibles para el público los siete días de la semana. Desde la ampliación del museo, inaugurada en el año 2007, más de 2 millones personas han pasado cada año por sus salas. El arquitecto Rafael Moneo, encargado de la ampliación, intentó respetar al máximo la estructura neoclásica del edificio original, diseñado en 1785 y destinado en un principio a ser el Gabinete de Historia Natural. El rey Fernando VII decidió convertirlo en un museo de arte, el primero de España. Gracias a él, hoy podemos pasear entre pinturas y esculturas de los artistas más importantes de Europa desde el siglo XII a principios del XX. El Museo del Prado le debe mucho a la realeza española. Casi todas las obras presentes en el museo pertenecen a colecciones de los fondos reales. Además, artistas como Tiziano, Velázquez o Goya trabajaron en la Corte y muchos de los cuadros que vemos expuestos son encargos de los reyes, por ejemplo, ‘Las Meninas’.

Foto: Las Meninas, Velázquez ©Museo Nacional del Prado\n

...y por fuera

Custodiado por las estatuas de Velázquez, Goya y Murillo, el Museo del Prado se sitúa en pleno centro de Madrid, en el conocido como Paseo del Arte. En la misma calle se encuentran el Museo Reina Sofía, el Museo Thyssen- Bornemisza y el espacio cultural Caixa Forum. Pero la belleza no está solo en los museos. Conectada al Prado está la iglesia de los Jerónimos, que da nombre al barrio. Data de la época de los Reyes Católicos, aunque ha sufrido varias restauraciones. La última la de su claustro, conocido ahora como “el cubo de Moneo”. Además de la iglesia, en el barrio se concentran edificios emblemáticos como la Real Academia Española, que vela por el buen estado de la lengua junto con sus homólogas en América. También encontramos monumentos como las fuentes de Cibeles y Neptuno, separadas por solo unos metros entre sí. Su belleza no es el único motivo por el que son conocidas en la ciudad: allí celebran sus títulos futbolísticos el Real Madrid y el Atlético. Fueron diseñadas por el arquitecto Ventura Rodríguez, considerado “el último barroco”. Suyos son también los diseños de la fuente de Apolo y las Cuatro Fuentes, también en el Paseo del Prado, y de la fuente de la Alcachofa dentro del Parque de El Retiro. Este parque, un oasis verde en pleno centro de la ciudad, está situado a apenas 500 metros del Museo del Prado. Al lado del museo está el Real Jardín Botánico, que ha cumplido 260 años en octubre. Tiene 5.000 especies de árboles y plantas procedentes de América, del Pacífico y de Europa.

Foto: Edificio Jerónimos ©Museo Nacional del Prado\n

Los secretos del museo

El Museo del Prado esconde muchos secretos en su interior. En los fondos del museo se conservan 8.600 obras que permanecen guardadas, mientras que en sus salas solo se muestran algo más de mil. Entre ellas, se encontró una réplica de la Gioconda: fue uno de los alumnos de Leonardo Da Vinci quien lo pintó, casi al mismo tiempo que su maestro. Éste y otros cuadros podemos disfrutarlos gracias a la evacuación de las obras durante la Guerra Civil española. Durante ese periodo (1936-1939) el título de director del Museo recayó sobre Pablo Picasso, aunque nunca llegó a ejercerlo porque no volvió a España. Sus obras sí que lo hicieron. Cuando el ‘Guernica’ llegó a España se expuso por primera vez en sus salas por deseo expreso de su autor. Hoy ya no está en el Prado, pero puede visitarse en el cercano Reina Sofía.

Foto: Claustro Jerónimos ©Museo Nacional del Prado
Foto inferior: Sala Jardín de las Delicias ©Museo Nacional del Prado\n

\n

\n

\n

DEPORTE

El museo del triunfo

El equipo de Messi es mucho “mes que un club”: el Barcelona es dueño del tercer museo más visitado de España y el número uno de Cataluña. Cuando uno tiene cinco Copas de Europa, 23 trofeos de Liga y 27 Copas del Rey, lo suyo es lucirlas. Para ello se creó hace 31 años el Museo del FC Barcelona. Un emocionante recorrido por más de un siglo de triunfos que quedan reflejados en una gran pantalla táctil, el muro ‘Historia del Barcelona’. También hay espacio para las estadísticas: 8,5 metros de pantalla con datos sobre jugadores, presidentes, entrenadores…y socios. Porque, ¿qué sería del Barça sin su afición? ‘Lluvia blaugrana’ homenajea a los aficionados además de a los jugadores. Es otro de los espacios del museo. Todos forman parte del Camp Nou Experience que incluye un tour por el estadio. Los aficionados que quieran sentirse como Iniesta cuando salta al campo lo tienen fácil. El túnel de vestuario no es la única parada: el césped, los vestuarios del equipo visitante y la sala de prensa donde Luis Enrique da la cara cada semana, también se abren para los privilegiados que compran su entrada.\n

Espacio Messi

Es uno de los mejores del mundo y el culpable de que el palmarés blaugrana haya engordado de forma espectacular en los últimos años. Por eso, el Museo del Barça ha construido una especie de altar en torno a la figura del ‘10’ (con permiso de Maradona). Allí se exponen en vitrinas todos sus Balones y Botas de Oro. También hay dos mesas interactivas que recuerdan todos los goles del genio argentino: ha metido más de cuatrocientos. Treinta y ocho de ellos fueron en la temporada 2008/2009, cuando el Barça logró el ‘sextete’ al ganar todas las competiciones oficiales europeas y se convirtió en el primero de la historia en conseguirlo. Éste y su segundo triplete (Liga, Champions y Copa del Rey), logrado la temporada pasada, también ocupan un lugar de excepción en el museo.
 \n

El otro “deporte rey”

En España, como en Argentina, parece que el fútbol se lleva todo el protagonismo. Aunque en la provincia de Barcelona hay otro santuario del deporte a  la altura del Camp Nou: tiene 120 hectáreas y muchas curvas. Nos referimos al circuito de Montmeló, donde tiene lugar cada año, generalmente entre mayo y abril, el Gran Premio de España de Fórmula 1. Hamilton, Vettel, Alonso…los mejores pilotos del mundo se dan cita para recorrer los 4,655 kilómetros de la pista hasta 66 veces a toda velocidad. En el circuito catalán también se celebran otras competiciones, como el Mundial de Motociclismo. Marc Márquez y Dani Pedrosa tienen algo de ventaja porque “juegan en casa”. Ambos han ganado varias veces el campeonato en sus distintas categorías y levantan las mismas pasiones que Messi y Neymar en Cataluña.

Foto: Ivan Garcia / Shutterstock.com\n

Deporte en el Mediterráneo

Barcelona no es el mejor destino para los surferos, que tendrán que cazar las olas un poco más al norte, en la Costa Brava, pero hay vida más allá de la tabla: jet ski, kayak, windsurf… Si hay un deporte acuático que destaque, es la vela. Desde la construcción del puerto deportivo la pasión por este deporte no ha parado de crecer. Fue la sede de las competiciones de vela durante los juegos Olímpicos de 1992, de ahí su nombre, Port Olímpic, y hoy acoge varios campeonatos, como la Barcelona World Race. Para los que quieran aprender todos los secretos del Mediterráneo, existen varias escuelas como el Centro Municipal de Vela o el Real Club Náutico de Barcelona.

Foto: Ivan Garcia / Shutterstock.com\n

Descenso a las profundidades

Cerca de Barcelona hay varios puntos de encuentro para los aventureros. El Barranco del Forat Negre, el de La Corva y Les Gorgues de Nuria Integral son tres favoritos para los amantes del barranquismo. Este deporte consiste en descender una montaña o un cañón siguiendo el cauce de un río, lo que significa sortear caminos pedregosos, hacer rápel prácticamente dentro de una cascada y tirarse por toboganes naturales de varios metros de altura. Es también la única forma de conocer lugares de otra forma inaccesibles y quizá por eso atraiga a tantos curiosos. Los alrededores del Pirineo Catalán encierran los descensos más salvajes (y por ello los más codiciados).

Foto: Pecold / Shutterstock.com
 \n

Reyes de la pista

Baqueira Beret, a 330 kilómetros de Barcelona, es la estación de esquí favorita de la Familia Real española. Se encuentra en el Valle de Arán, en Lérida, y su nieve es sin duda la “joya de la corona” del Pirineo catalán. En sus 103 pistas caben hasta 18.200 esquiadores, entre ellos, la ‘jet-set’ con la que se suele asociar a esta estación. Incluso se ha acondicionado una pista con cámaras para grabar las bajadas y convertir a los esquiadores en estrellas televisivas. También hay espacio para los amantes del ‘snowboard’ y para los que se quieran iniciar en este deporte. Más de 500 monitores de esquí estarán a tu disposición.

Foto: Baqueira-Beret\n

PUBLIRREPORTAJE

Despegue

Las horas previas a embarcar en el avión pasan más rápido cuando estás en una sala VIP. En el aeropuerto de Ezeiza, Iberia y American Airlines acaban de inaugurar un espacio para que el tiempo de espera se pase “volando”. En sus más de 450 metros cuadrados tiene todas las comodidades para desconectar… o para conectarte, porque en el Centro de Negocios encontrarás todo lo necesario para aprovechar al máximo el tiempo antes del despegue.

La renovada sala está situada en la Terminal B, muy cerca de donde salen los vuelos de Iberia, y ha sido diseñada a partir de una pared curva de madera que le da un aspecto moderno y luminoso. No falta el wi-fi gratuito, para conectar tus dispositivos e incluso consultar las guías de viaje que Iberia ha incluido en su web para Argentina. Cuenta también con un área de televisión, prensa, revistas y una barra de autoservicio con bebidas y aperitivos.

Foto: Federico Cairoli\n

El vuelo

Doce horas de vuelo separan Buenos Aires de Madrid. En la nueva Business Plus Iberia los asientos se convierten en auténticas camas, completamente planas y de casi dos metros de largo para aquellos que quieran descansar durante el vuelo. Las camas están insertadas en módulos aislados, confiriéndoles un mayor espacio y privacidad a los pasajeros. Los asientos están diseñados de tal forma que todas tienen acceso directo al pasillo. Se trata de un concepto más individualizado del viaje para hacerlo lo más cómodo posible. Si eres de los que no son capaces de dormir en el avión en la pantalla táctil tienes los últimos estrenos de cine, series de televisión, documentales y varios juegos interactivos. En Business, las pantallas tienen 15,4 pulgadas y hasta 17 estrenos cinematográficos para elegir.
 
Los menús de vuelo han sido diseñados por prestigiosos chefs españoles basándose en la famosa dieta mediterránea. En Business, además, se maridan con vinos con las mejores denominaciones españolas, como Ribera del Duero, Rioja, Somontano, etc. Para cuando te des cuenta, ya estarán anunciando la llegada.
 \n

Aterrizaje

El viaje no acaba al tomar tierra. En la sala VIP del área de llegadas te sentirás como en casa: puedes darte una ducha y desayunar con la prensa del día. Esta opción muy útil para aquellos que necesitan ir “del avión a la reunión”. Para la vuelta asegúrate de tomar un vuelo nocturno y así poder cenar en el restaurante Velazquez Bistró, con vistas a las pistas del aeropuerto y menú a la carta. Otra opción es el buffet de platos calientes, ensaladas, sándwiches y aperitivos.
 
La sala VIP Velázquez de la Terminal 4 es una de las tres salas que ofrece Iberia . Además de zonas de descanso con chaise-lounges, Business Center y zona de autoservicio, tiene el Rincón del Vino, un espacio dedicado a la degustación de vino con un sumiller para aconsejarte ¡Viajar así es un lujo!\n

\n

\n

CONTRAPORTADA

Edición: Oficina Española de Turismo en Buenos Aires - Dirección: Horacio Díaz del Barco - Realización: Openmags - Socios directores: Javier García, Jorge Martín - Director Creativo: Pablo Olmos Adamovich - Redactora Jefa: Carmen Ovalle - Redactoras: Lucía Martín, Guadalupe Rodríguez, Amanda Franco, Erika González - Directora de Marketing: Lara Bal - Directora de Cuentas: Carmen Domenech, Clara Gil - Director Técnico: Álvaro Calleja - Director de Desarrollo: Santiago García - Programador: Jose Francisco Ortega - Editor de Contenidos Internacionales: José António Alves
Contacto: + 34 915138844 / info@openmags.com\n





0 %